Su consultor TI

Conozca su infraestructura, mejore lo que necesite

Calcular la potencia consumida por un equipo o una instalación

En alguna ocasión me han preguntado como saber realmente cuanto consume una instalación informática o como calcular el ahorro cuando se realiza alguna mejora como la virtualización de unos servidores o el posible ahorro al cambiar de ordenadores de puesto a “thin clients“.

La duda principal viene por el hecho de que la potencia generada suele venir indicada en vatios (W) pero el consumo se cuantifica en kilovatios hora (kvh).

Si este fuera el único problema para el cálculo de la potencia consumida o ahorrada, sería muy simple de solucionar. Simplemente tenemos que asumir que esos vatios son los que se consumen en una hora, por lo que si tenemos un ordenador que nos marca en la fuente de alimentación 300W (vatios) y el monitor 80W, en total consume 380W o para lo que nos interesa, 0,38 kvh (un kilovatio son 1000 vatios).

Una vez sepamos ese dato, es trivial calcular el consumo aproximado total multiplicando por el número de horas que esté encendido al día y a su vez, por el precio a que nuestra compañia nos cobre el kvh.

Hasta aquí todo parece muy fácil, pero la realidad es que no es tan simple, dado que esos 380W que hemos considerado no son reales, por lo menos en cuanto al ordenador se refiere, dado que esa es la potencia máxima que la fuente de alimentación puede proporcionar, pero no tiene porque ser la que realmente se esté cosumiendo, podrían estar consumiéndose 220W en lugar de los 380W previstos.

Para obtener un dato fiable habría que medir el consumo real de un equipo. Para ello usaremos un multímetro (o polímetro, es lo mismo) y mediremos la intensidad consumida en el enchufe, lo que nos dará una medida en amperios (A).

Si no tenéis muy claro como usarlo, mejor pedidle a alguien con conocimientos de electricidad que lo haga u os podéis cargar algo. Hay que conectar el multímetro graduado para medir intensidad de corriente alterna en la escala adecuada e intercalarlo de alguna manera en serie con el enchufe.

multimetro

Una vez tengamos el consumo real, aplicaremos la ley de Omh para la potencia.

P = V x I

Es decir, la potencia en vatios es igual al voltaje (220V) por la intensidad que acabamos de obtener en amperios.

Una vez calculada la potencia real, ya podemos calcular los kilovatios reales y un coste mucho más afinado.

Espero que os haya podido aclarar algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Su consultor TI © 2014 Frontier Theme